Saltar la navegación

Elegir libremente hacia una mayor felicidad

Elegir libremente hacia una mayor felicidad

Construimos día a día lo que queremos ser, al elegir entre las diferentes opciones que se nos presentan. Los seres humanos, caminamos siempre en busca de una mayor felicidad. En cada elección que hacemos esperamos encontrar un poco más de esa felicidad deseada. Queremos satisfacer nuestras necesidades y hacia ello conducimos nuestras conductas. En nuestra sociedad hay muchos que nos ofrecen esa felicidad deseada, pero en muchas ocasiones nos dan soluciones falsas, que no nos permiten satisfacer del todo la sed de autorrealización que todos sentimos.

Otras veces nos impiden madurar y crecer hacia la satisfacción de las necesidades más altas, por que lo único que les interesa es que estemos excesivamente preocupados por nuestro cuerpo o por nuestra seguridad material, sin invitarnos a trabajar por nuestra autorrealización como personas. Sólo se camina hacia la felicidad personal cuando intentamos responder a las necesidades más altas.

Para poder elegir, es necesaria disfrutar de ciertos niveles de libertad.  En un primer momento la libertad se concibe como “Libertad de”. Ser libre significa no estar sometido a ninguna fuerza externa o interna que te impida optar por aquello que mas te va a realizar como persona.  

Caritas felices

LIBERTAD EN POSITIVO

Mafalda pregunta por la llave de la felicidad

La libertad no es sólo la “Libertad de”, de ésta debemos caminar hacia la “Libertad para”. Una vez se está libre de ataduras externas (esclavitud, vicios, etc.) e internas (egoísmo, deseo de poder, vanidad, etc.), hay que comprometerse en proyectos de vida auténticamente humanizadores.

De lo contrario, la persona acaba encerrada en una libertad individual, que nadie viola, pero que la aísla y le impide desarrollarse.

Una vez han desaparecido los elementos que le limitaban, la persona tiene que plantearse preguntas como:

¿Y ahora qué?, ¿qué hago con mi libertad?.

Este es el punto crucial de la vida de las personas: no limitarse a una libertan en negativo (soy libre de), sino construir su vida con una libertad en positivo (soy libre para).

Las vidas de las personas, se diferencian en cómo han afrontado esta libertad y en cómo han actuado frente a ella.