Saltar la navegación

Respuestas a ¿Cuál es el sentido de la vida?

Respuestas Globales

Cada contexto cultural proporciona a las personas elementos con los que puede construir su propia comprensión de la vida. La cultura, es el conjunto de conocimientos, creencias, costumbres, normas, instituciones y formas de vida que están presentes en la sociedad y que sirven para dar sentido a la vida de los individuos que la componen.

Las respuestas globales se pueden clasificar en tres grupos:

- Aquellas que prescinden de cualquier realidad superior a la vida humana y construyen el significado dentro de los límites de la razón humana.

- Las que cuentan con una realidad superior al ser humano, espíritu o energía universal que gobierna los destinos de la humanidad, pero que no establece relación personal con ella. En este grupo se encuentran las ciencias ocultas, la magia y la superstición.

- En tercer lugar, aquellas que aceptan la existencia de un ser superior, Dios, bajo diferentes advocaciones (Yavé, Alá, Jehová, etc.) y que viven su relación con Él de un modo más personal y comprometido.

Además de estas respuestas positivas, también se encuentra la respuesta negativa: “la vida no tiene sentido”, lo que genera diferentes conductas, desde los que viven con un fracaso en mayor o menor grado de profundidad, hasta los que deciden quitarse la vida porque les resulta un mayor sinsentido continuar viviendo que morir.

LA BÚSQUEDA AL SENTIDO DE LA VIDA

“Toda persona tiene su propia misión o vocación específica en la vida … en ella no puede ser reemplazada, ni su vida repetirse. De modo que la tarea de cada una es tan única como su oportunidad específica para llevarla a cabo”.

(Victor Frankl)

Desde la mera razón o desde las religiones han ido surgiendo propuestas para dar sentido a la vida, la mayoría de estas propuestas presentan un ideal de felicidad alcanzable y se han convertido en el motor de la vida de muchos hombres y mujeres, a lo largo de la humanidad.

 El sentido de la vida es el resultado de una voluntad y una lucha que debe comenzar por no dejarse embaucar por falsos ideales que no llevan más que a la frustración.

Nuestra sociedad, a través de la publicidad, movida por intereses económicos, intenta suscitar en nosotros demasiadas “necesidades innecesarias”, cuya satisfacción no aumenta nuestra felicidad. La primera medida, para construir una vida con sentido, consistirá en descubrir aquello que de verdad necesitamos y dónde lo podemos encontrar.

 

 

Libertad y elección

Piramide de Maslow

Hombre escalando al éxito

Nuestra vida esta llena de decisiones, unas conscientes y otras inconscientes. En cada una de ellas ponemos en juego nuestra libertad. La libertad y elección, son dos ejes que abordaremos desde la  teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow.

En su obra Una teoría sobre la motivación humana, Abraham Maslow, plantea la  Pirámide de Maslow, en la cual  formula una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

La escala de las necesidades de Maslow se describe a menudo como una pirámide que consta de cinco niveles: los cuatro primeros niveles pueden ser agrupados como “necesidades de déficit”, al nivel superior lo denominó “autorealización”, “motivación de crecimiento”, o “necesidad de ser”.

La diferencia radica en que mientras las necesidades de déficit pueden ser satisfechas, la necesidad de ser es una fuerza impelente continua.

La idea básica de esta jerarquía es que las necesidades más altas ocupan nuestra atención sólo cuando se han satisfecho las necesidades inferiores de la pirámide. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento ascendente en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía.

Según la pirámide de Maslow dispondríamos de:

Necesidades básicas, Necesidades de seguridad y protección. Necesidades de afiliación y afecto, Necesidades de estima, Autorrealización o autoactualización.

Maslow consideró que las personas autorrealizadas, tenían las siguientes cualidades:

  • Centradas en la realidad, diferenciándola de lo falso.
  • Centradas en los problemas, los enfrentan en virtud de sus soluciones.
  • Con una percepción diferente de los significados y los fines.

 

Lista desordenada

Organiza los elementos de acuerdo a lo que plantea la Pirámide de Maslow en orden hacia el crecimiento

  • Autorrealización
  • Creatividad, espontaneidad
  • Falta de perjuicios, aceptación de los hechos
  • Resolución de problemas
  • Autoreconocimiento
  • Confianza, respeto, éxito
  • Amistad, afecto
  • Seguridad física, familiar, de recursos, de salud
  • Respiración, alimentación, descanso, sexo

Comprobar

¡Correcto!

No es correcto... Vuelve a intentarlo