Saltar la navegación

Un proyecto que de sentido a la vida

Organizar la vida

Tener un proyecto de vida significa organizar la vida, de una forma consciente, en torno a una escala de valores que nos haga crecer como personas en todas nuestras dimensiones. Un proyecto se basa en los principios desde los que la persona se sitúa ante la vida y a partir de los cuales se toman las decisiones. Se trata de saber qué es lo que se quiere en la vida para vivirla con sentido.

Todo proyecto de vida requiere esfuerzo y trabajo.  En primer lugar para ganar en libertad y liberarnos de las pequeñas o grandes ataduras. En segundo lugar para establecer una escala de valores que responda auténticamente a nuestras necesidades más profundas de autorrealización. Y en tercer lugar para ser capaces de ir decidiendo día a día según ese proyecto.

Este trabajo dura toda la vida. No nos construimos de un día para otro, sino que, gracias a nuestra libertad, día a día nos vamos acercando más con nuestras decisiones a eso que queremos ser.

 MI PROYECTO DE VIDA

Objetivo:

Conocerse a sí mismo, con el fin de valorarse y valorar, tanto las personas, como las cosas que lo rodean, sintiéndose responsable de su propio destino.

 Imagen que muestra un cuaderno y la portada la palabra proyecto de vida.

Existir significa, potencialmente, construir proyectos en los que el hombre despliega sus aptitudes y recursos. Anticipa un futuro en el que la meta de la autorrealización despierta y sostiene ese despliegue.

Dichos proyectos giran especialmente en torno a dos grandes aspectos: el amor y el trabajo.

Para que el hombre pueda construir su proyecto de vida, debe asegurar la conservación y el desarrollo de sus potencialidades, mediante la interacción hombre-mundo. Por otra parte el proyecto no será algo dado o recibido como transmisión o herencia en un individuo pasivo, sino que resultará conveniente comprenderlo como el ir siendo el hombre en su ser. 

La elaboración de un proyecto de vida, debe considerar aspectos tales como: el entorno y conocimiento de la persona; la búsqueda de información para satisfacer las inquietudes y posibilidades que nos rodean para alcanzar las metas propuestas; y la flexibilidad, que no debe faltar, pues los seres humanos poseen múltiples intereses, habilidades y la capacidad de rectificar, además los resultados no dependen sólo de la persona.

Al definir un proyecto de vida las personas podrán defender lo que piensan, sus intereses y formarse un carácter menos vulnerable al medio.